Desde que la crisis nos sobrevino en aquel verano del año 2008, muchas empresas y familias han ido viendo como se les ha ido cerrando progresivamente el grifo de la financiación. No es ningun secreto que la mayoría de bancos y entidades financieras de todo el mundo en general, y de nuestro pais en particular, han ido endureciendo las condiciones para poder acceder a un crédito.

dinero-privado

Ha sido tal el endurecimiento de condiciones que muchas personas y negocios han tenido que acceder a dinero privado para poder aspirar a tener algo de efectivo para poder hacer frente a sus correspondientes obligaciones.

Han sido años muy duros los que hemos ido sobrellevando desde el estallido de la crisis, precedido por el escándalo de las hipotecas sub-prime que arrasó con entidades financieras de medio mundo e hizo que las que quedaron operativas restringieran el acceso al dinero.

Hoy en día parece haber un atisbo de esperanza dado que las cifras económicas empiezan a mejorar ligeramente en los mercados, y la gente de la calle empieza a respirar cierto aire de recuperación aunque lo hacen con desconfianza pues no saben si la crisis puede volver a darse en un futuro próximo. En cualquier caso es innegable que muchas personas están pudiendo acceder a un puesto de trabajo que permite que nuestra sociedad se vea beneficiada por el flujo del dinero de unas manos a otras y de esta forma contribuir a la ansiada mejoría.

Para aquellos que no tienen fácil acceder a un crédito siempre tienen la posibilidad de acudir a una de las cientos de entidades de financiación privada que existen y que a buen seguro nos permitiran acceder de forma clara y transparente a la financiación que necesitamos para poder cumplir ese sueño o proyecto que tanto tiempo le hemos estado dando vueltas.