/¿Cambio la cerradura o llamo a un profesional?

¿Cambio la cerradura o llamo a un profesional?

cerrajero-24-horas-barcelona-y-provicinaHoy en día con la crisis, el “Do it yourself” o “Hazlo tú mismo” está de moda. Ahora todos nosotros queremos ser nuestros propios carpinteros, electricistas, mecánicos de coche, etc, etc. y también porqué no podríamos incluir en la lista, la profesión de cerrajero. Pero, ¿Merece la pena poner nosotros mismos una cerradura o debemos llamar a un cerrajero?. Pues a no ser que la cerradura sea más simple que el mecanismo de un chupete, lo mejor sin duda es contratar los servicios profesionales de un cerrajero. ¿Por qué? Pues simplemente porque puede ser luego mucho más difícil y costoso de arreglar. Un buen cerrajero no nos dañará la puerta porque tiene la profesionalidad, la experiencia y las herramientas adecuadas. Y, ¿Qué cualidades debe tener un buen servicio de cerrajería?

*Servicio 24 horas, los 365 días del año. Nunca sabemos en qué momento pueden pasar las cosas.

*Que tenga buenas referencias. Si nuestro exigente vecino nos recomienda ese cerrajero es porque realmente es bueno.

*Que sea 100% seguro y fiable. Ten en cuenta que un cerrajero está manipulando nuestra puerta y nuestra casa. No podemos confiar en cualquiera.

*Una buena relación calidad-precio. Lo mejor es comparar antes de decidirse por uno. Si quieres obtener un precio aproximado de cuánto te puede costar, lo mejor es que consultes presupuestos sin compromiso. Pon algunas palabras claves en el buscador (Google) como por ejemplo cerrajero 24 horas Barcelona y compara al menos tres.

*Que tenga experiencia. ¿De qué nos vale ahorrar algo de presupuesto si nos van a hacer una chapuza?. En estos casos, lo barato puede salir muy caro.

*Que esté especializado en el trabajo que necesitas. Cerrajería residencial, cerrajería a empresas y negocios, aperturas judiciales, cerraduras de alta seguridad, puertas blindadas y acorazadas, alarmas, CCTV, control de acceso, tejas y ballestas, persianas y motorización, sistema de amaestramiento, cambio o instalación de cerraduras, etc.