Sabadell es una pequeña ciudad española de la Comunidad Autónoma de Cataluña, localizada a apenas 26 km por carretera de Barcelona. Dado que en tan solo media hora puedes estar en la segunda metrópolis de la nación después de Madrid, vivir allí representa paz y sosiego con todas las ventajas de una gran urbe a corta distancia.

Algunos de los beneficios de morar en esta localidad serían:

  • Disfrutar de una atmósfera quieta y relajada: Barcelona es una ciudad importante con todo el bullicio y trajín comúnmente asociado a estas. Por otro lado, en Sabadell reina la tranquilidad, lo que lo convierte en el lugar ideal para criar a los niños o retirarse al final de una larga y productiva vida laboral.
  • Buenos medios de comunicación: si no deseas conducir a diario hasta la capital catalana, utilizas los excelentes servicios del transporte público; ya sea, autobús, tren o taxi.
  • Las viviendas son más baratas: con el metro cuadrado a casi 2/3 de su valor en Barcelona. Eso significa que comprar piso en Sabadell te da la posibilidad de encontrar una superficie de mayor tamaño y comodidad por el mismo coste.
  • No hay problemas de aparcamiento: el espacio es amplio y, además, la gran mayoría de las zonas residenciales y las casas particulares poseen garaje propio. Por esa razón, no desperdiciarás tiempo al movilizarte buscando donde dejar el coche.
  • Nivel de vida más económico: no únicamente el precio de los inmuebles, sino que también los gastos asociados al mantenimiento de las viviendas, comunidad de vecinos, productos comerciales, etc. resultan inferiores.

En resumen, si no posees un patrimonio suficiente para adquirir el hogar de tus sueños o, sencillamente, prefieres residir en una comarca más sosegada y tranquila que el centro de Barcelona, Sabadell es la respuesta. Por ello, cada vez nuevas familias prefieren un piso, casa o chalet en este lugar.