En el mercado existe una gran diversidad de alternativas, para todos los gustos y necesidades, pero únicamente es aconsejable  adquirir aquellas cubiertas que cumplan con todos los requisitos de la piscina y por supuesto que se adapte a tu presupuesto. Es muy importante conocer cual será el propósito que tendrá la cubierta en la piscina así como la temporada en la que se desea hacer uso de ella.

Es obvio que lo más aconsejable será adquirir aquella cubierta de mayor calidad dentro de tu presupuesto, ya que de este modo se asegurará una mayor duración que si optas por una cubierta de mala calidad. En el mercado hay una amplia gama de cubiertas, con numerosos diseños a elegir, de modo que de tu mano estará el elegir un modelo u otro. Existen infinidad de tamaños, formas, colores, estilos y materiales disponibles, además de multitud de opciones para su almacenamiento y retirada fácil y cómoda.

2013-06-06 18 14 51

Además de su principal propósito, que es el de mantener las piscinas desmontables mucho más limpias y libres de todos aquellos elementos que pueda colarse dentro de la misma, hay que decir que las cubiertas también cumplen una función de protección y seguridad, de hecho se trata de un componente esencial para aumentar la seguridad de cualquier piscina.

Esto es algo vital para proteger a lo más pequeños de la casa o mascotas, evitando que puedan caer en su interior, ya que se trata de una barrera más de seguridad. Y sin duda alguna, el hecho de que no se produzcan accidentes es lo más importante.

También es importante hacer hincapié en que el uso de una cubierta en una piscina permite un mayor ahorro de agua, ¿por qué? Sencillo. Otra de las funciones que desempeña la cubierta es evitar una gran pérdida de parte del agua de la piscina a causa de la evaporación (no todas las cubiertas cumplen esta función, depende de los materiales de fabricación). Según unas necesidades u otras se recomendará elegir una u otra cubierta. Entonces, ¿es necesaria? Sí, por supuesto.